Seguidores

lunes, 21 de abril de 2014

Cristo sostened a Piedad


   En silencio, solemne y humilde, ajena a cuanto pasa a su alrededor. Piedad reza para sus entrañas, no lo hace para nadie que no tenga que hacerlo. No lo hace para la chiquillería despreocupada que goza de su despreocupación, no lo hace para el usurero que reza contando dinero, ni para el necio que se tiene por sabio, ni para el sacerdote que nunca creyó en nada. Reza para sí y a la vez para todas aquellas personas que sepan escuchar, que sepan escuchar sus entrañas, saber de su propia naturaleza caduca y frágil, que se balancea al son del viento y se quiebra por la fuerza del rayo, ¿la ira de un Dios vengativo? ¿Puede un padre odiar a sus hijos?. En sus recién hechos ochenta años ha visto muchas cosas, no siempre agradables y se pregunta como que siendo tan orgullosos las personas somos tan débiles con el transcurrir de los años. Dime de que presumes te diré de que careces, que no seremos ni sombra de lo que fuimos, tal vez y sólo tal vez polvo en un inabarcable camino. Piedad mira a Cristo y ve en él a su hijo y a su marido, el primero muerto en accidente de tráfico, el segundo de pura pena entre sus brazos, ella resiste en el tiempo, resiste pero no sabe si gana, la ilusión se ha perdido, mira de nuevo a su Cristo, se persigna y sale de la iglesia, está sosegada y tiene cosas que hacer en casa, hasta que llegue la noche y metida entre sus sábanas diga en susurros "Cristo ten piedad, sostened a esta Piedad, que siento miedo"


Texto: Pedro Maximiano Cascos
Foto: Ana Manotas Cascos



lunes, 14 de abril de 2014

Pasión y Fe


La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.

BENJAMÍN FRANKLIN:



¿Bostezo o Sorpresa?

La Espera




viernes, 4 de abril de 2014

Los Titiriteros


¡Titiritero, allez hop!
de feria en feria.
Siempre risueño,
canta sus sueños
y sus miserias.

Vacía su alforja
de sueños que forja
en su andar tan largo.
Nos baja una estrella
que borra la huella
de un recuerdo amargo.

Joan Manuel Serrat - El titiritero

viernes, 28 de marzo de 2014

Fantasías en la cabeza


Poned sobre los campos
un carbonero, un sabio y un poeta.
Veréis cómo el poeta admira y calla,
el sabio mira y piensa...
Seguramente, el carbonero busca
las moras o las setas.
Llevadlos al teatro
y sólo el carbonero no bosteza.
Quien prefiere lo vivo a lo pintado
es el hombre que piensa, canta o sueña.
El carbonero tiene
llena de fantasías la cabeza


Campos de Castilla (Antonio Machado)




viernes, 21 de marzo de 2014

La primavera besaba


La primavera besaba
Suavemente la arboleda,
Y el verde nuevo brotaba
Como una verde humareda.
Las nubes iban pasando
Sobre el campo juvenil...

Yo vi en las hojas temblando

Las frescas lluvias de abril.

Bajo ese almendro florido,

Todo cargado de flor

-Recordé-, yo he maldecido

Mi juventud sin amor.


Hoy en mitad de la vida,

Me he parado a meditar...

¡Juventud nunca vivida,

Quién te volviera a soñar!


Antonio Machado









lunes, 17 de marzo de 2014

El traje de los domingos


Un pequeño homenaje a mi padre Antonio Manotas López, que falleció el 11 Marzo, siempre estarás en nuestras vidas. Te queremos.

              Cada tarde de domingo presagia un lunes rutinario, sin embargo la mañana de cada domingo es una prolongación de un sábado alegre, más aún cuando se vive en la despreocupada infancia que protegen los padres sin que el infante tenga consciencia de ello. Antonio apuraba su afeitado con sumo cuidado tras haber cargado un carrete en su cámara de fotos, mientras su Ruperta terminaba con el pulcro planchado de la camisa buena de los domingos, a la par de ellos su hija Ana, la segunda de sus tres hijos, la de en medio como dicen en los pueblos, revoloteaba como torbellino, inquieta ante la expectativa de visita al Rastro madrileño y la posterior coca-cola. En el barrio de Carabanchel Alto, la chiquillería era un pleno bullicio, una algarada perpetua con la que dar que preocuparse a las madres. Un viaje en autobús que dejaba a padre e hija en Puerta de Toledo, en las cercanías del Rastro, un apretado gentío con diversas intenciones pero algo en común, la búsqueda, buscar un objeto antiguo, a un amigo, a una chica o una cartera que quiera cambiar de dueño. Antonio hacía fotos en su búsqueda, con un ojo miraba por el visor y con el ojo que estaba libre lo usaba de reojo para vigilar a Ana que no posaba para la cámara ni atándola, de un lado a otro de Ribera de curtidores. Con el carrete terminado y Ana más calmada, regresaban al barrio, antes de subir a casa y como si fuese ya un protocolo Antonio tomaba su vino en el bar Aleix y Ana su coca-cola. En casa les esperaba Ruperta con su paciencia y cada cosa en su sitio como si siempre hubiesen estado así. Como si el tiempo no nos cambiara y quedásemos fijados en una fotografía que nos roba el alma.

Texto: Pedro Maximiano Cascos








jueves, 6 de marzo de 2014

El paseo



     Daría un largo paseo por el bosque y embriagaría mis ojos con todas las bellezas del mundo de la naturaleza, intentando desesperadamente absorber el gran esplendor que se despliega en todo momento ante lo que pueden ver.


Helen Keller


sábado, 1 de marzo de 2014

Malos tiempos




          Hay ciertas extrañas ocasiones y coyunturas en este raro asunto entremezclado que llamamos vida, en que uno toma el entero universo por una enorme broma pesada, aunque no llega a discernirle su gracia sino vagamente, y tiene algo más que sospechas de que la broma no es a expensas sino de él mismo

MOBY DICK capitulo “La hiena”



Nuestro español bosteza

¿Es hambre? ¿Sueño? ¿Hastío?

 Doctor, ¿tendrá el estómago vacío?

 El vacío es más bien en la cabeza.

Proverbios y cantares ( Antonio machado)

lunes, 17 de febrero de 2014

La flor y la muerte


¡Pobre flor! ¡ Qué mal naciste!
¡Qué fatal que fue tu suerte!
Al primer paso que diste
tropezaste con la muerte.

El dejarte, es cosa triste
el cogerte, cosa fuerte,
pues dejarte con la vida
es quedarte con la muerte
Poema atribuido al poeta español Miguel Hernández



martes, 11 de febrero de 2014

Revolución


"Han acabado llegando esos tiempos tan duros, que incluso hay que luchar por lo que es evidente”.
Friedrich Dürrenmatt


-Adormecidos y mecidos por la inercia del consumismo.- Clamaba Carlos, viejo y desconocido poeta anarquista, mientras empujaba su carrito de la compra por la acera, llena de gente que se agolpaba en las cercanías de la marquesina a la espera del bus. Nadie oía lo que decía, pero él a lo suyo seguía hablando. Subió al bus y tomó asiento, que amablemente le había cedido una guapa treintañera.
-La peor crisis que puede haber, es la crisis de espíritu. Dóciles corderos bajo la mano del amo que te suministra el pienso.
El bus se paró de repente, se había averiado, todos bajaron y esperaron a otro, tardaba demasiado.
-Habrá que volver a aprender a caminar - Dijo Carlos, todos asintieron con la cabeza. Carlos comenzó su camino, los demás decidieron seguir su estela.


Texto: Pedro Maximiano Cascos
Foto:   Ana Manotas Cascos



miércoles, 5 de febrero de 2014

Manos





¿Quién lavará estas manos fangosas que se extienden
al agua y la deshonran, enrojecen y estragan?
Nadie lavará manos que en el puñal se encienden
y en el amor se apagan.

Las laboriosas manos de los trabajadores
caerán sobre vosotras con dientes y cuchillas.
Y las verán cortadas tantos explotadores
en sus mismas rodillas.

Miguel Hernández (Las manos)