Seguidores

lunes, 15 de agosto de 2016

El Lirio

Murió la princesita y fue su muerte un sueño,

un sueño tan profundo que nunca despertó,

y su alma en el pegaso sublime del ensueño

en el azul tranquilo del cielo se quedó.

Por eso junto al lago, bajo el ciprés añoso,

eternamente el lirio su dulce aroma da;

por eso siempre triunfa su cáliz misterioso

que espera al caballero que nunca volverá

LUIS HERNÁNDEZ ALFONSO




viernes, 5 de agosto de 2016

El asombro de la niñez

La infancia no es una etapa de la vida: es un mundo completo, autónomo, poético y también cruel, pero sin babosidades.
Ana Maria Matute.


viernes, 29 de julio de 2016

Proxima estación esperanza"



El agujero interdimensional.

Seguramente habrán oído en varias estaciones de la red de metro el siguiente mensaje: “¡Atención! estación en curva. Al salir, tengan cuidado de no introducir el pie entre coche y anden”. Este mensaje parece una inocente advertencia pero hay mucho más.
Cuando construyeron los túneles tan profundos del metro descubrieron en algunas zonas la presencia de agujeros interdimensionales, es decir, pequeñas brechas en el espacio-tiempo que actúan como un pozo sin fondo hacia no se sabe bien donde. Esta aterradora verdad fue ocultada ya que si no, no se podría hacer el metro, porque estos agujeros son muy numerosos. Así que tengan cuidado, por que un simple descuido puede acarrear un grave accidente.
Se ha ocultado, pero muchas personas han desaparecido así, por tropezar y caer entre coche y anden, pero lo peor de esto no es la caída, sino la cotidianeidad de la caída. La gente en un primer momento sufre pánico, pero al ver que no hay fondo, la caída se hace interminable y se acostumbran a vivir en caída, a hacer sus quehaceres en caída, a encontrarse y entablar amistades con otros “caídos”. Condenados a caer, ya nunca podrían ser rescatados, ya que cualquier aterrizaje sería mortal para ellos.
Mucho cuidado cuando viajen en metro.
Leyendas del metro



viernes, 22 de julio de 2016

Los espejos de Alicia

"No quiero caminar entre locos", dijo Alicia. "Oh, no puedes hacer nada", le respondió el gato, "todos estamos locos aquí".

"Alicia en el País de las Maravillas" Lewis Carroll


jueves, 14 de julio de 2016

Lagrimas por mi hermana

Para mí hermana , jamás te olvidaremos.

... y no lloré, porque mi hermana muerta era tan bella en vida como en la muerte... Pablo Neruda

“Coged las rosas mientras podáis Veloz el tiempo vuela. La misma flor que hoy admiráis, mañana estará muerta...”

Walt Whitman




jueves, 30 de junio de 2016

Próxima estación, cotidianidad



A veces en la vida actuamos con muchísimos prejuicios y tenemos las cosas muy claras. En la sociedad en la que vivimos hay una falta de diálogo brutal.
Julia Navarro


miércoles, 22 de junio de 2016

Bella



“- Nunca había sentido algo así por alguien. Quiero hacer algo por ella, ¿pero qué?
- Bueno, hay tantas cosas, flores, chocolates, promesas que no intentas cumplir.
- No, no, no. Tendrá que ser algo muy especial, algo que de veras le interese, un momento...”

La Bella y la Bestia


viernes, 17 de junio de 2016

¿Futuro o realidad?

Sólo somos una raza avanzada de monos en un planeta menor de una estrella promedio. Pero podemos entender el universo. Eso nos hace muy especiales.

Inteligencia es la habilidad de adaptarse a los cambios.

Stephen Hawking





viernes, 10 de junio de 2016

Ensueños de mar



Hay millares y millares de mortales absortos en ensueños de mar.
Moby Dick, Herman Melville


lunes, 30 de mayo de 2016

La tristeza de la vejez



Se habla del respeto, cada día más perdido, a nuestros mayores, de la experiencia y el conocimiento que otorga la vejez, del deber que los hijos tenemos con nuestros padres y de lo merecido que tienen un descanso después de años y años de trabajo y sufrimientos. Pero a nadie nos gusta contemplar el que posiblemente sea nuestro futuro a no ser que, antes, en cualquier revuelta de la vida la dama de la guadaña nos aseste un puñetazo . Nos negamos a ponernos delante de ese espejo que son nuestros mayores. En los programas televisivos las primeras filas del público están copadas por jóvenes de uno y otro sexo escandalosamente bellos y lo mismo ocurre en los mítines políticos. Nadie quiere espantar a la audiencia y a los ancianos tan sólo se le ve cuando se trata de un programa o un mitin dedicado especialmente a ellos. La publicidad nos inunda siempre con cuerpos ágiles y apetecibles y cuando salen ancianos son modelos escogidos con todos sus dientes, una perfecta cabellera y vestidos como para acudir a un desfile de moda.

Pero la muerte y la decrepitud de la vida están entre nosotros aunque nos neguemos a verlas. La demencia senil, el Alzehimer, la fragilidad de los huesos, la vida que se escapa son el pan nuestro de cada día y tendemos a mirar hacia otro lado. Hoy en día, en la mayoría de casos, tan sólo una minoría de ancianos puede disponer de una plaza en una buena residencia, son aquellos que pueden pagar los altos precios que en ellas se piden. El resto tiene que ser atendido por los familiares que sacrifican su vida cotidiana para poder atender a sus mayores. Los poderes públicos deben incrementar el número de residencias públicas para estos ancianos que no pueden valerse por si mismos. Esperemos que la anunciada Ley para personas dependientes mitigue estas deficiencias de la asistencia social a los mayores ya que cada día van a ser más los ancianos a los que haya que atender y hacerles más fácil ese camino, ahora triste, de la vejez.
Rafa Esteve-Casanova


viernes, 20 de mayo de 2016

El tiempo que se aleja


“Creo que vivir deprisa no es vivir, es sobrevivir.
Nuestra cultura nos inculca el miedo a perder el tiempo,
pero la paradoja es que la aceleración nos hace desperdiciar la vida.”

“Hoy todo el mundo sufre la ENFERMEDAD DEL TIEMPO:
la creencia obsesiva de que el tiempo se aleja y
debes pedalear cada vez más rápido”

“La velocidad es una manera de no enfrentarse a lo que le pasa a tu
cuerpo y a tu mente, de evitar las preguntas importantes…
Viajamos constantemente por el carril rápido, cargados de emociones,  de adrenalina, de estímulos, y eso hace que no tengamos nunca el tiempo y la tranquilidad que necesitamos para reflexionar y preguntarnos qué es lo realmente importante.”

“La lentitud nos permite ser más creativos en el trabajo,
tener más salud y poder conectarnos con el placer y los otros”

“A menudo, TRABAJAR MENOS significa trabajar mejor.
Pero más allá del gran debate sobre la productividad
se encuentra la pregunta probablemente más importante de todas:
¿PARA QUÉ ES LA VIDA?

“Hay que plantearse muy seriamente
A QUÉ DEDICAMOS NUESTRO TIEMPO.
Nadie en su lecho de muerte piensa: “Ojalá que hubiera pasado más
tiempo en la oficina o viendo la tele”, y, sin embargo, son las cosas
que más tiempo consumen en la vida de la gente.”
ELOGIO DE LA LENTITUD de Carl Honoré

(Ramón Pruneda, me ha comentado que podía ponerla en color, aquí la tienes Ramón, espero que te guste).