Seguidores

martes, 19 de marzo de 2019

Hay un camino por encontrar



Y mientras nosotros seguimos bajando por el camino,
nuestras sombras (son) más grandes que nuestras almas,
camina una dama a la que todos conocemos,
que brilla con luz blanca y quiere mostrar
como todavía todo se convierte en oro,
y si escuchas muy atento,
la melodía vendrá al fin a ti,
cuando todos sean uno y uno sean todo,
ser una piedra y no rodar.

Y está comprando una escalera al cielo.


Led Zeppelin - Stairway to heaven - Escalera al cielo.







miércoles, 13 de marzo de 2019

Pánico a la publicidad

“Mientras puedo recordar que personas me han odiado. Ellos miraron mi cara y mi cuerpo y huyeron con horror. En mi soledad yo decidí que si yo no podría inspirar el amor, que es mi esperanza más profunda, yo infundiré en su lugar el temor. Vivo porque este pobre genio medio-loco, me ha dado vida. El tuvo sólo una imagen de mí como algo hermoso y entonces, cuando habría sido fácil de alejarse del peligro, él utilizó su propio cuerpo como un conejillo de indias para darme un cerebro más completo y una forma más sofisticada de expresarme.” 


De la película El jovencito Frankenstein.



martes, 5 de marzo de 2019

"LA MUSA Y EL DIABLO"

(Estoy recuperando algunas entradas que hice en el blog cuando empecé con el, esta es una de ellas, la hice un jueves 10-11-2011, como pasan los años)

   La noche del viernes alguien había llamado a casa justo en los escasos minutos en que me había ausentado. No había dejado mensaje en el contestador y era un número que no me resultaba familiar. Pensaba quien podría ser y justo llamó en ese instante. Una voz de mujer joven preguntaba  por mí. Era Ana, una chica búlgara a la que conocía desde años atrás. En realidad se llamaba Anna, pero todos sus amigos la llamaban Ana. Nada más saber que era ella, evoqué su cara y su figura. Había sido modelo de Bellas artes y camarera entre otros oficios, una singular belleza del este, que siempre mantuvo un distanciamiento con los hombres, una inocencia aderezada con un puntito diabólico. Me preguntó si podríamos vernos al día siguiente a eso de la una del mediodía en el Retiro, la pregunta era pura cortesía, sabía que acudiría sin falta y que estaría esperándola media hora antes, inquieto ante su llegada.
Amaneció un día gris y de temperatura templada, con todos los tópicos otoñales que un lector o lectora avezada de novela romántica pueda imaginar. Llegué con cuarenta minutos de adelanto, pero acelerado por verla, caminaba rápido paralelo al lago, cuando vi que alguien se me acercaba por el lado derecho.
-¿Tienes prisa, Pablo?
Paré en seco y  miré hacia ella. Estaba más guapa que de costumbre o es que tenía mala memoria.
-Hola, ¿qué tal?. Es lo único que acerté a decir. Ella me besó en la mejilla y seguimos caminando, caminaba bien erguida y pisando con firmeza, me propuse imitarla mientras iba a su lado, no creo que lo consiguiera, ella lo notó y me sonreía.
Cuando llegamos al monumento del ángel caído nos sentamos en un banco cercano, y como casi siempre no sabía de qué hablar con ella. Anna tomó la iniciativa y me contó lo que  quería contarme, lo que me había echado de menos, y de que se había quedado con inmensas ganas de conocerme, era un pobre diablo muy feliz y a quien otro diablo de mayor grado que había bajado a los infiernos terrenales para echarme un cable y aliviar un destino de hastío, creo que mi novela estará en breve, con ayuda del diablo y de la musa Anna.

Texto: Pedro Maximiano Cascos
Fotos: Ana Manotas Cascos






miércoles, 6 de febrero de 2019

CAMINOS DE DIOS


"Este mundo sería el mejor de todos los mundos posibles sino hubiera ninguna religión".

John Adams

(Tirando de archivo)



sábado, 26 de enero de 2019

UN LUGAR DONDE AGARRARSE



“Las inquietas aguas de una dura ciudad” donde “en la corriente subterránea y gris” los “gusanos locos escupiendo luz” engullen a la multitud. Un viaje real y metafórico por el subterráneo de la ciudad y sus estaciones “travesía de Ventas hacia Colón, Callao, 

Retiro y Bilbao”. 
Barón Rojo – Travesía urbana




lunes, 17 de diciembre de 2018

sábado, 8 de diciembre de 2018

CERCA DEL MAR

Una bolsa de leche encallada en la arena,
un murmullo azul como un cascabel,
un viento salado que se mete en las venas,
una algarabía estira, estira la piel.
Desde el sol caía un velo blanco,
luz del mediodía
Cerca del mar


Joaquín Sabina


lunes, 26 de noviembre de 2018

VIII ENCUENTRO DE BLOGUEROS

El sábado día 23 de noviembre, tuvo lugar el VIII Encuentro de Blogueros que un año más ha tenido lugar en la Fundación Xavier de Salas, se ha presentado el libro “Extremadura, Naturaleza Urbana”, he sido un placer volver a colaborar en el, junto con otros compañeros blogueros.
Gracias a José Manuel López Caballero como a Atanasio Fernández García, por seguir luchando cada año por este proyecto y por contar con mi colaboración.
También tengo que agradecer al escritor Jesús Alonso, por el texto que aportó para mis fotos de San Martín de Trevejo.


El jardín de senderos que se bifurcan


La primera vez que fui a San Martín de Trevejo fue porque un compañero del colegio mayor era de allí. El colegio se llamaba —y aún se llama— San Bartolomé y mi amigo, Julián. El tiempo, inexorablemente, ha borrado de mi memoria sus apellidos.

Julián estudiaba, si mi memoria no vuelve a traicionarme, Lenguas Semíticas y yo, Románicas.

Inevitablemente, me habló del mañego o fala y mi curiosidad me impulsó a seguir el ejemplo de don Ramón Menéndez Pidal que en 1910 visitó el valle del Jálama para oír hablar el curioso lenguaje. Yo no tuve tanta suerte como él: apenas pude escuchar alguna frase a escondidas pues todos los mañegos se mostraron reacios a hablarme en la fala. Lo atribuí a una infundada vergüenza.

A cambio de mi fracaso lingüístico, recibí el inesperado regalo del valle de Jálama, una montaña con todos los atributos necesarios para ser santificada y también de los bosques de castaños y robles en donde, por prudencia, no me atreví a perderme. No por miedo, sino por no quedar hechizado para siempre por los árboles.

Autor: Jesús Alonso Ruiz 


Autor de los libros : 
El lugar de las horas felices,   Amor al arte y Regreso.











jueves, 8 de noviembre de 2018

Fúmame, fúmame

Fúmame, fúmame
Cuando la lluvia va
lamiendo la ciudad
regresa el corazón al pasado
al cigarrillo aquel
que nos dejó una vez
la boca con sabor a pecado


(Joaquín Sabina, Antonio Carmona, Javier Gurruchaga)