Seguidores

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Conspirando juegos


…”Visto así, a la ligera, el pueblo no se diferenciaba de tantos otros. Pero para Daniel, el Mochuelo, todo lo de su pueblo era muy distinto a lo de los demás.


Con frecuencia, Daniel, el Mochuelo, se detenía a contemplar las sinuosas callejas, la plaza llena de buñigas y guijarros, los penosos edificios, concebidos tan sólo bajo un sentido utilitario. Pero esto no le entristecía en absoluto. Las calles, la plaza y los edificios no hacían un pueblo, ni tan siquiera le daban fisionomía. A un pueblo lo hacían sus hombres y su historia…. Y Daniel, el Mochuelo, sabía que por aquellas calles cubiertas de pastosas buñigas y por las casas que las flaqueaban, pasaron hombres honorables, que hoy eran sombras, pero que dieron al pueblo y al valle un sentido, una armonía, unas costumbres, un ritmo, un modo propio y peculiar de vivir…”


(El camino Miguel Delibes)


sábado, 5 de noviembre de 2016

La tierra prometida.


Sólo quiero hacer la voluntad de Dios. Y él me permitió ir a la montaña. Y yo miré, y he visto la tierra prometida! Puede que no llegue allí con ustedes, pero quiero que sepan esta noche que nosotros, como pueblo, llegaremos a la tierra prometida.

Martin Luther King Jr.



miércoles, 2 de noviembre de 2016

Villanueva de la Serena, una ciudad viva.



La significación de las plazas abiertas en medio de la ciudad, hoy se las emplea muy poco para las grandes fiestas públicas, y cada vez menos en el uso diario, siendo con frecuencia su fin único, procurar más aire y luz, interrumpir la monotonía de la masa de casas, y quizá hacer resaltar plenamente algún edificio monumental, permitiendo su libre contemplación.



Camilo Sitte





miércoles, 26 de octubre de 2016

El caos

Según el filósofo Ly Tin Wheedle, el caos se encuentra en mayor abundancia cuando se busca el orden. El caos siempre derrota al orden porque está mejor organizado.

Terry Pratchett


viernes, 21 de octubre de 2016

jueves, 13 de octubre de 2016

"Desde la otra orilla"


 "Cuando conozco a alguien no me importa si es blanco, negro, judío o musulmán. Me basta con saber que es un ser humano."

Walt Whitman


domingo, 2 de octubre de 2016

Nunca te duermas en el metro (Serie metro)

Cuentan las leyendas que nunca debes de quedarte dormido en las noches en el metro. Dicen que si lo haces, hay algo que no permite despertarte hasta que de pronto te encuentras en un lugar oscuro, húmedo y sin luz donde pueden pasarte muchas cosas que no quisieras recordar nunca. No se duerman en el metro, en especial, en la línea 7, dicen que nunca más volverás a dormir tranquilo.

Leyendas del metro



domingo, 25 de septiembre de 2016

La llegada del otoño

Imágenes rescatadas del disco duro, del año 2009


OTOÑO

Otra vez el otoño;
vuelven las tardes ocres, el color triste de tus ojos,
las miradas perdidas, taciturnas,
y los días que, marchitos,
tiritan en los calendarios;
vuelven desde otros más remotos, besandos por el tiempo,
ahora, cuando todo lo convierten y lo derrotan;

Nos miramos y, sin decir nada,
sabemos que es nuestro
y que se manifiesta desde los párpados, ya vacíos, del verano.

¿Te acuerdas, mujer, de aquellos otoños de tus labios?
Un beso lo cubría todo y una caricia todo lo explicaba…

¡Oh! aquellas caricias de nuestros tiempos,
de aquellas calles sin arrugas,
de aquellas estaciones sin crepúsculos…

¡Ya pasaron!
¡Y otra vez el otoño viene buscando la vida!






jueves, 15 de septiembre de 2016

El paraiso de las Villuercas



(Esta entrada la hice hace años, ahora estoy recuperando alguna de las entradas que hice al principio de crear el blog).

Las Villuercas


Viendo fotos como estas, y pasando por alto el razonamiento del que sabe de fotografía y de las lides con el tratamiento de la luz, con la razón aparcada a un lado y mirando de cara a la emoción, pura emoción sin adulterar, mirando con los ojos de la primera vez, cuando algo te gusta y te transmite, sin por ello tener que dar explicaciones. A través de la mirada la mente viaja a esos lugares donde nunca estaremos, pero nunca olvidaremos. ¿No les recuerda estos paisajes a la Tierra Media?, pueden imaginar caminado por estos montes elfos y hobbits perseguidos por los orcos. Desde estas atalayas y privilegiados miradores que son los montes de las Villuercas, cansado tras una larga caminata, sentado sobre una roca, te reconcilias con un mundo que lo sientes hostil y mirando con detenimiento estos paisajes, hacerlo de otra manera sería un agravio. Dejas volar libre a la imaginación, en un viaje hacia el mundo de la pura fantasía, pura evasión si lo prefieren. Uno recuerda los cuentos infantiles, de seres fabulosos, los cuentos de lobos que contaban las abuelas y los viejos pastores, y personajes de tanta literatura de fantasía, que por aquí podrían haber pasado, son las Villuercas un lugar real pero sobre el que se aposenta un áurea de leyenda a veces difícil de ver, es como una meiga gallega, no le gusta dejarse ver, sólo hacer sentir su presencia. Si por aquí hubiesen pasado Tolkien, Howard, Lovecraft, Poe, Wilde o esos trovadores y poetas anónimos, ese áurea hubiese coqueteado con ellos, dejándose querer, pero nunca entregándose del todo, no fuera a ser raptada por los artistas, temerosos de que algún día las musas los olvidasen.
Pedro Maximiano Cascos


Cinmedia Extremeña


La tierra media

jueves, 8 de septiembre de 2016

Difícil decisión

No basta elección, sino sobre todo decisión.
La primera es pasajera ,la segunda es permanente y fructífera.
dochanlu


lunes, 29 de agosto de 2016

Stand by



La felicidad no consiste en hacer lo que uno quiere, sino en querer lo que uno hace.

Paul Sartre