Seguidores

viernes, 18 de septiembre de 2015

Las prisas



(No os penséis que estáis mal de la vista, esta movida jeje, pero es que ando de experimentos, aunque sé que nos experimentos mejor con gaseosa)

"Mi hijo también era joven; murió la semana pasada y yo...". "¡Todos tenemos que morir, abuelo, no nos amargues la noche!". Es tarde y está cansado, pero Juan decide parar a tomar el último coñac. Ya ha pasado una semana y aún no ha podido contárselo a nadie. Le atiende una mujer de grandes ojeras. "Seguro que usted también tiene hijos. Verá, la semana pasada, en el hospital, ¡qué desgracia! Mi hijo...". "Vamos a cerrar", responde la mujer, que se da la vuelta y entra en la trastienda. Juan mira alrededor por si queda algún parroquiano, pero sólo ve a un perro que dormita en una esquina. "Tienes sueño, ¿eh?", le dice palmeándole el lomo. "Yo ya estoy viejo, como tú, pero mi hijo era joven y ha muerto, ¿comprendes? Es como si tú tuvieras un hijo y se muriera... También sufrirías, ¿verdad?". El perro mueve la cola, le mira y exhala un aliento húmedo y cálido. Juan, escuchado al fin por un ser viviente, desahoga su corazón, contándoselo todo.


Adaptación de un relato de Chéjov titulado "La tristeza", publicado en 1885.


23 comentarios:

  1. Di que sí, hay que probar todo, así se aprende también. Me gusta esa sensación de agobio y estres.

    Buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora estoy probando con el movimiento, a ver que sale.

      Eliminar
    2. Desde luego no hay como experimentar manualmente y sufrir decepciones frecuentes. Como dice Enrique resulta agobiante. Seguramente lo conoces, pero por si acaso, te recomiento alguna prueba con Color Efex Pro 3.0.
      Saludos.

      Eliminar
  2. De los experimentos de hoy salen las grandes fotos de mañana.
    Un saludo Ana.

    ResponderEliminar
  3. Ana, aplaudo tu intento de experimentar. Es lo que nos hará mejorar, o al menos no empeorar. El texto, triste pero real como la vida misma.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Une belle ambiance souterraine dans ce cliché N&B...

    Pierre

    ResponderEliminar
  5. Bueno, en ocasiones estos experimentos funcionan y, en todo caso, siempre son un aliciente para romper con lo habitual.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  6. No hay nada como experimentar Ana! Pero que duro el texto....
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si cierto Fernando, el texto es muy duro, y también muy real.

      Eliminar
  7. Me encanta este tipo de fotografía, tipo reportaje,
    el B&N y el grano en la foto son casi mágicos
    recordando los revelados químicos.
    Buena fotografía!!!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. A experimentar todo lo que puedas Ana. Haces muy buen en atreverte en explorar cosas nuevas...y además en publicar los resultados mismo sin estar segura de como serán recibidos.
    Me gusta tu foto....esta gente como perdiendo consistencia, dejando de existir realmente de siempre con tantas prisas...solamente capaz de llenar el espacio donde se encuentren de vibraciones de estrés....Es una foto muy fuerte, hiriente como lo que has querido expresar, no buscando "lo bonito" si no transmitir una desagradable realidad...Para mi eso es fotografía de autor, cuando se utiliza la fotografía para transmitir visualmente algo, aunque el resultado no resulte agradable a la vista. Bravo y siga experimentando, mismo si quedamos solo dos o tres en comentar a parte del blablabla sobre experimentar que nos gusto la foto...
    El texto igual de terrible y triste que la foto....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tú comentario, me gusta que me digan lo que piensa, que me digan sinceramente lo que opinan de la foto.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  9. Me gusta mucho tu foto experimento. Y me gusta el texto porque me parece que transmite lo que transmite la imagen: ese pasar, cada uno al lado del otro, sin rozarnos apenas, sin vernos, sin detenernos a mirarnos, sin escucharnos. Y el final: la mejor escucha, la de quienes no han olvidado lo que nosotros hace tiempo olvidamos, en muchos, muchos casos.

    Un abrazo grande, Ana. Y a seguir jugando. La vida es bella cuando se juega y se experimenta.

    ResponderEliminar
  10. Así es la vida, poco clara y en continuo movimiento.
    Un saludos

    ResponderEliminar

  11. Después de una larga ausencia, regreso.
    El texto... muy duro, como duro es sobrevivir a un hijo. No existen, siquiera, los huérfanos de hijo. Ni se ha inventado una palabra para ello.
    La foto me gusta. Que una foto sea movida no implica defecto alguno, si esa es la intencionalidad. Y si no lo es, a los resultados debemos mirar, y aquí son excelentes.

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
  12. Es una imagen muy repetitiva diariamente en nuestras ciudades. Nos han educado ha ir a todo gas y no sabemos saborear la calma, una pena!
    Un abrazo, Ana.

    ResponderEliminar
  13. Está muy bien experimentar Ana, me gusta el resultado, me parece de lo mas interesante, un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Aunque dicen que las prisas, no conducen a nada, a ti te ha conducido a confeccionar una gran fotografía.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. ME GUSTA, SE PERCIBE EL MOVIMIENTOS DE ESAS PERSONAS CON TANTA PRISA.UN SALUDO

    ResponderEliminar
  16. ...vivimos demasiado de prisa!
    Una captura que lo transmite muy bien.
    El texto en la línea de siempre...excelente!
    Un abrazo.
    Ramón

    ResponderEliminar