Seguidores

lunes, 5 de marzo de 2012

SOBRE AMARGAS CENAS


    Mucho se ha escrito y se ha oído sobre amargas cenas y reinas moras, es agradable para el imaginario colectivo tener sus propias leyendas, poseer lo propio, que vaya pasando de generación en generación como las joyas de la familia, para sacarlas a relucir en las ocasiones apropiadas. Pero ha de hacerse saber, para quienes desconozcan sobre tan peculiar pueblo de la Serena, que desde tiempos remotos la historia y el devenir de hombres y mujeres ha ido dejando su impronta en tierras de Magacela, ora en forma de pinturas rupestres, dólmenes o antiquísimos cementerios, a los que han ido acompañando fortalezas árabes que han servido de balcón y torreón vigía de esta comarca extremeña que nos ocupa. Desde lo alto del  cerro de Magacela, dentro de su castillo, se puede ver en días claros una buena parte de la comarca, un terreno ondulado rodeado de sierras, bajo el amparo de limpios cielos que se pueblan de estrellas en las noches de verano, siempre y cuando el tiempo acompañe. Hace unos veranos, dos o tres años atrás, no recuerdo demasiado bien, acompañe a visitar Magacela a unos familiares que habían venido a pasar unos días al pueblo, venía con nosotros un niño de cinco años y viva imaginación, una imaginación que se debió sentir espoleada  entre las callejas empinadas de Magacela, era como si aquel niño hubiese entrado de lleno en alguna de esas películas de animación repletas de fantasía que tanto le encandilaban, para todo aquello estaba lleno de princesas, caballeros y magos, briosos corceles y dragones que de un momento a otro debían de llegar y posarse sobre el castillo. Pasamos una buena y larga tarde veraniega. Ya en el coche, de vuelta a casa, el niño miraba con atención por la ventana de atrás, observando la silueta de la sierra sobre la que se asienta Magacela. Su viva imaginación dedujo que ese pueblo de princesas estaba hecho sobre un enorme dragón que dormía por el encantamiento de un mago, y que algún día despertaría y echaría a volar. Puede ser, pero no creo que vuele más que la imaginación de aquel niño.

Texto: Pedro Maximiano Cascos
Fotos: Ana Manotas Cascos



87 comentarios:

  1. Un precioso texto lleno de imaginación que acompañan unas estupendas fotos que no sabria decirte cual me gusta mas ya que cada una tiene su encanto, un abrazo desde Reinosa Ana.

    ResponderEliminar
  2. Espectaculares paisajes reales e imaginarios. ¡No hay como la imaginación de un niño para devolvernos la magia que, cuando sólo somos adultos, olvidamos...! Precioso, Ana. Besos. Índigo.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, el sitio es para conocerlo, es un pequeño pueblo de Extremadura, desde donde se puede ver la Comarca de la Serena, es un sitio para visitar, lleno de encanto.

    ResponderEliminar
  4. Qué buena combinación de texto e imágenes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Un texto digno para recordar la historia,las dos fotos tienen un procesado precioso me gustan amiga
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Una redacción digna para recordar la historia , las dos fotos son preciosas con este procesado
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. La segunda toma me gusta especialmente, perdido en el horizonte. El texto de Pedro lleno de imaginación y excelente.
    Una feliz semana

    ResponderEliminar
  8. Cierto que esos parajes avivan la imaginación. ¿Lo han usado para exteriores de alguna peli? Seguro que sí.
    Salud_os.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manolo, no lo sé, pero creo que no, aunque no estaría mal, es un sitio precioso y muy bien conservado.

      Eliminar
  9. No hay que ser tan niño para imaginar un monton de cosas en pueblos como este. Será cosa de las peliculas, pero a mí tambien me gusta hacerlo...es divertido.
    Las imagenes son sensacionales, me quedo con las tres, las miro y remiro, me encantan sus paisajes, composición y fantastico procesado.
    SAludos.

    ResponderEliminar
  10. Unas sitio muy peculiar y unas tomas muy bellas amiga.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Preciosa entrada que me ha evocado muchos recuerdos de magacela, vigia de la serena. A soñar como niños que son dos días. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Luis, a mi también me trae muchos recuerdos de mi niñez, Magacela se ve desde mi casa del pueblo Campanario, donde pase algunos años.
      Un beso

      Eliminar
  12. Hola, Ana

    Le he mostrado tu entrada a un compañero de Magacela y le ha encantado. Y me ha dicho que contará la historia el fin de semana cuando vuelva al pueblo.
    Curiosamente, yo fui a Magacela hace muchos años tras sorprenderme por encontrarlo en las páginas de La familia de Pascual Duarte. Es una agradable sorpresa escondida a la vista de todos

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracia JM, voy a releerme el libro de La familia de Pacual Duarte, porqué no lo recuerdo, aunque claro hace muchos años que lo lei.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  13. Curioso lugar (que desconozco) el que con esas bellas imágenes y ese excelente texto nos has traído hoy. Gracias por la entrada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Un fantástico trabajo Ana, textos y fotografías preciosas en esta buena entrada amiga mía, recibe un gran abrazo Ana

    ResponderEliminar
  15. Que buen trabajo has conjugado Ana, un texto y fotografías preciosas amiga mía, excelente entrada. Un gran abrazo para ti Ana

    ResponderEliminar
  16. Hola Ana, no se que decirte, si unas buenas fotos que acompañan a un buen texto, o un buen texto que acompañan a unas buenas fotos.
    Las tres fotos son muy buenas, pero la segunda, quizás por el encuadres y la perspectiva a través de la calle, enfocando hacia la colina, tiene ese aire de cierto misterio..
    Un conjunto precioso.
    Saludos.-

    ResponderEliminar
  17. Precioso reportaje, que bien diferente se ve el paisaje al de por estos mares, pero bueno, ese tambien es bien boito.
    Te quedo muy bien la última foto.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  18. EstupenDOS como siempre, muy buena entrada Ana y compañía.

    ResponderEliminar
  19. Preciosa redacción y hermosas fotografías.

    ResponderEliminar
  20. Una historia muy sugerente para destacar el estilo literario de tu fotografía, incluso enmarcando la primera en el contexto de la narración. Te superas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Un texto de lujo que adorna estas bellezas de fotos en especial la ultima me parece genial

    ResponderEliminar
  22. Buen trabajo Ana, estos lugares siempre te llevan a pensar como vivirían en aquellos tiempos y a ensamblar historia e imaginación.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Me encanta tu trabajo. Un beso y ánimo!

    ResponderEliminar
  24. Otra excelente composición de texto y fotos, muy buenas. Sobre todo me gusta mucho la última con ese cielo tan espectacular.

    ResponderEliminar
  25. Es que la imaginación de los niños no tiene limites, por lo menos me gusta pensar eso, aunque últimamente todo me enseñe lo contrario. Preciosas fotos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Gracias a los dos por este precioso viaje a la inocencia, la magia y la libertad de una infancia vivida en un pueblo extremeño, aunque no fuera Magacela (hasta el nombre es bonito). Las fotografías estan a la altura de la imaginación del niño :)
    Me ha encantado. Una entrada muy especial, bueno, como todas las vuestras.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  27. Magacela, un lugar a conocer. Precioso relato, y mas lindas las imágenes.
    Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  28. Está nuestra tierra poblada de almas y seres, mágicos y no (o también...). Besos.

    ResponderEliminar
  29. Las fotos me han gustado y la narración muy bonita. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  30. Hola Ana, hay que ver que buen equipo formais Pedro y tu.

    Besos

    ResponderEliminar
  31. Me desbordó la entrada...que belleza y cuanta imaginación!
    Me ha encantado amigos!
    Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  32. Preciosas imagemes, he subido muchas veces al castillo y he recorrido todo su entramado de calles con las subibas y bajada repentinas cuando he estado de novio, mi mujer es de magacela.
    Este domindo ha subido la virgen no he podido ir pero dios quiere de aqui a 15 dias la bajan es precioso el recorrido te lo garantizo que loveas.
    Saludos y abrazos.

    ResponderEliminar
  33. Questa,e' arte allo stato puro.....complimenti!
    Un saluto dall'Italia
    Gaetano

    ResponderEliminar
  34. Preciosas fotos y precioso el relato. Esos pueblos de Extremadura son preciosos. Saludos.

    ResponderEliminar
  35. Dsede luego una deswcripción muy chula..y las fotos genial..un besazo desde Murcia...seguimos...

    ResponderEliminar
  36. Ostras Anna, se parece al pueblo y al castillo de Loarre!! visto desde abajo. Un saludo con bellas imágenes.

    ResponderEliminar
  37. Tierra de sueños e imaginación. Que bien descritas, con la palabra y la fotografía. Muy buen Post Ana
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  38. Buenas fotografías. Genial texto. Interesante lo de los dólmenes.

    Saludos.

    Areku Desings
    Brush Art Designs

    ResponderEliminar
  39. Extremadura es un lugar que me atrae, pero por el que siempre voy de paso hacia otro lado.
    Nunca encuentro el momento de pararme y disfrutarlo. De sentir su pulso... de disfrutar de su carácter.
    Así que claro, pasear por tu blog, viene a ser... como regalarte el paseo que tantas veces he ido aplazando y que finalmente llega..

    Gracias por compartilo con todos.

    ResponderEliminar
  40. Bellisimo texto y preciosa fotografías. Un verdadero placer.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  41. Un reportaje de...Historia! me ha encantado el texto con el que complementas las excelentes y bien procesadas fotografías.
    Saludos Ana y mis felicitaciones, una vez más, por el buen trabajo que realizais.
    Ramón

    ResponderEliminar
  42. Preciosas fotos con excelentes encuadres, sí, tus fotos evocan esas deliciosas y románticas historias. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  43. Verdaderamente los niños son únicos en cuanto a imaginación se refiere. Excelente texto, imagenes y procesados....en esta ocasión, me quedo con la segunda,es la que más me transporta a épocas de dragones y princesas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  44. Las fotografías de lujo, Ana, pero el texto es que nos mete de lleno en la historia. Me veía acompañando al muchacho y mirando por esa luna trasera del coche.
    Un abrazo para ambos.

    ResponderEliminar
  45. Hola. Me gustan sobretodo las dos ultimas imagenes. Es interesante los cambios en la fisonomia del lugar de una estacion a otra.

    La verdad que este tipo de pueblos dan mucho juego.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  46. Por cierto, las ultimas fotos que he subido son de Extremadura.

    ResponderEliminar
  47. Sin lugar a dudas, una tierra que tengo pendiente por visitar y fotografiar. La serie que nos presentas es fenomenal.

    ResponderEliminar
  48. Espléndido reportaje, Ana...tanto por la documentación aportada como por las fotografías!!!

    Un abrazo, amiga mía!!! ;)

    ResponderEliminar
  49. Las fotos son realmente magnificas, asi como tu comentario.
    Besos.

    ResponderEliminar
  50. Un relato muy tierno, y el pueblo tiene una pinta estupenda. Abrazos Ana.

    ResponderEliminar
  51. Todo un documental. Gracias a Pedro por el precioso texto y a tí por compartir estas magníficas tomas. La textura envolvente de la primera es todo un lujo.
    Felicidades a ambos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  52. Soy una enamorada de Extremadura, pero como para no serlo viendo estas preciosas fotos. Extraordinari@s las fotografías y el texto, me ha encantado. Salu2 desde Madrid

    ResponderEliminar
  53. Precioso sitio, mi favorita, la segunda, por la luz, las texturas, sin desmerecer las otras.

    Gracias por compartirlo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  54. El pensamiento mágico, infantil...que para siempre parecemos olvidar los adultos. Con estas imágenes, quizás...
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  55. Unsa paisajes espectaculares. En especial me llama muchisimo la atención los intensos colores de la tercera.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  56. hola que tal me gustan

    ResponderEliminar
  57. Preciosas. Me encanta el procesado de la segunda y ese cielo espectacular de la tercera. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  58. As always - sorry for not being able to understand your text, but I always enjoy very much your photos. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  59. Sin duda un bonito recuerdo y estupendas fotografías que describen a la perfección un lugar muy atractivo. Enhorabuena.

    Saludos desde Salamanca.

    ResponderEliminar
  60. Hola Ana.
    Una preciosa página de tu vida muy bien redactada que nos ha hecho volar juntos con tu recuerdos y nuestra imaginación.
    Un abarzo

    ResponderEliminar
  61. Preciosas imágenes y palabras que nos hacen retroceder en el tiempo,la segunda fotografía me ha gustado especialmente. Un abrazo Ana.

    ResponderEliminar
  62. Hola ana..me alegra volver por tu casa y ver que sigues haciendo unos trabajos fabulosos..como siempre diria yo....la ultima foto es excelente..las tres en si lo son....me gusta como ves la fotografia y las buenas narraciones que ejecutas en ellas...muy bien complementadas y con la marca de la casa...un placer volver por aqui y deseo que tengas una muy buena semana...cuidate amiga.

    ResponderEliminar
  63. Hay historias que nunca se terminan de escribir.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  64. Preciosas fotos y preciosa historia, Ana.
    Ün abrazo.

    ResponderEliminar
  65. Hola Ana.
    Magnífico documento y estupendas las fotos, una gran entrada. Veo que te sigues asesorando bien. Buen trabajo.
    Un abrazo desde Doña Mencía.

    ResponderEliminar
  66. Hola Ana,

    Tres buenas imágenes, aunque yo, particularmente, me quedo con la tercera... Ese viñeteado salvaje y los tonos ocres combinan de maravilla.

    Un saludo...

    ResponderEliminar
  67. Genial esa foto del medio Ana, me gusta ese acabado.
    Saludos

    ResponderEliminar
  68. Hermosos paisajes que, como al niño, invitan a imaginar historias. Bsos.

    ResponderEliminar
  69. Wonderful pictures Ana....it's a pleasure to see this lovely work.

    greetings, Joop

    ResponderEliminar
  70. Esa mirada del niño es la que lo hace todo inolvidable.
    Devuelvo tu amable visita a La Acequia, en la que espero hallarte siempre que lo desees.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro,volveré, es un sitio muy acogedor.
      Un abrazo

      Eliminar
  71. Preciosas imágenes. No me extraña que a la vista de semejante lugar la imaginación del niño echase a volar y alumbrara historias de caballeros, princesas y dragones.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  72. Precioso lugar el cerro de Magacela. Me ha encantado la tercera.

    Un abrazo Ana.

    ResponderEliminar
  73. Un lugar muy bonit0...preciosas fotos y relato, lleno de fantasía.

    Un abrazo Ana.

    ResponderEliminar
  74. Buen tratamiento del color. Te lo dice uno que no suele usarlo

    ResponderEliminar
  75. Lindas fotos, gosto muito de seu trabalho

    ResponderEliminar
  76. Me gustan mucho el tanto el texto como las fotos

    Saludos a los dos!

    ResponderEliminar
  77. ENHORABUENA,TIENES UNOS PRIMEROS PLANOS MUY CHULOS...UN SALUDO DESDE ALMERÍA.-

    ResponderEliminar
  78. Muy buenas las de esta serie, además formais un tandem fantastico tu primo y tu, uno con los textos muy cuidados y tu con tus imagenes fantasticas

    ResponderEliminar